Arzobispo Gómez lleva la voz de los hispanos a un nuevo rol de liderazgo

Archbishop Jose H. Gomez of Los Angeles smiles Nov. 15 after he was elected vice president of the U.S. Conference of Catholic Bishops during the annual fall general assembly of the USCCB in Baltimore.

por Carol Zimmermann

BALTIMORE (CNS) — El arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, dijo que su elección como vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) el 15 de noviembre puede haber sido principalmente por la particular arquidiócesis que encabeza.

“Estoy agradecido con mis hermanos obispos por elegirme”, dijo monseñor antes de agregar que “se debió también a la Arquidiócesis de Los Ángeles” — la arquidiócesis más grande del país con aproximadamente cinco millones de católicos, setenta por ciento de los cuales son hispanos. Mencionó que la arquidiócesis representa a la iglesia universal porque cada mes se ofician misas en 42 idiomas distintos.

“Realmente, allí contamos con la presencia de católicos de todo el mundo”, dijo agregando que los obispos reconocen que su arquidiócesis demuestra que “nuestra iglesia en los Estados Unidos está volviéndose más y más diversa”.

Ellos también están reconociendo “la realidad de la presencia hispana” en este país, particularmente en la Iglesia Católica -dijo.

El arzobispo mexicano, quien es el primer hispano en ocupar el puesto de vicepresidente en el liderazgo de la USCCB — una posición que generalmente es un trampolín hacia la presidencia de la organización —, dijo que su experiencia “va a ayudar a que todos comprendan cuán importante es para la iglesia estar abierta y darle la bienvenida a la comunidad hispana en los Estados Unidos”.

Reiteró que continuará hablando en defensa de los inmigrantes.

Durante un servicio de oración en Los Ángeles, dos días después de la elección presidencial, el arzobispo Gómez expresó: “Esta noche les prometemos a nuestros hermanas y hermanos indocumentados que nunca los dejaremos solos”. También instó a aquéllos congregados en la Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles a “llegar hasta los que están lastimados. Ahora es el momento de construir unidad y sanar las comunidades, por medio de nuestro amor al vecino y nuestro cuidado hacia aquéllos en necesidad”.

Repitió este sentimiento durante una entrevista con Catholic News Service el 15 de noviembre, al concluir una sesión pública de la reunión de los obispos, al decir que es importante para la iglesia ayudar a todos en este país a entender el valor del ser humano.

En medio de la falta de unidad en la nación, después de la campaña presidencial, monseñor contó que le ha dicho a la gente que la primera cosa que tienen que hacer es rezar. “Recen por los funcionarios electos, recen uno por el otro y confíen en el amor de Dios que todo va a estar bien confiando en la gracia de Dios”.

El arzobispo Gómez también agregó que el mensaje de la iglesia nos recuerda “el valor del ser humano”. Con ese entendimiento, dijo que “tenemos que ir más allá de nosotros mismos” y tratar de conocer a otras personas, lo cual sucede mucho -subrayó — en parroquias donde hay diferentes comunidades étnicas.

Hay una tendencia a pensar “y ¿quiénes son estas personas?”, pero entonces, cuando logran conocerse uno a otro, se aman uno al otro — agregó.

“Eso es lo que es importante para nosotros en este momento. En vez de tener miedo, rompamos el hielo en un sentido”, dijo enfatizando en que éste ha sido el mensaje del papa Francisco, quien frecuentemente habla sobre la cultura del encuentro.

“Creo que eso es lo que la iglesia está llamada a hacer en este momento en los Estados Unidos”, dijo monseñor a la vez que agregó que este alcance debe también extenderse más allá de nuestras fronteras “para salir alrededor del mundo a apoyar a nuestros hermanos y hermanas”.

Copyright ©2016 Catholic News Service / U.S. Conference of Catholic Bishops.

Leave a Reply