El obispo de San Diego pide calma, y transparencia en caso de tiroteo

por Catholic News Service

SAN DIEGO (CNS) — El Obispo Robert W. McElroy de San Diego pidió oraciones por la calma y le pidió a la policía ser “lo más transparente posible” en su investigación a raíz de los disparos hacia un hombre desarmado en un suburbio de San Diego.

El obispo dijo que la comunidad católica estaba triste por la muerte a tiros de Alfred Olango de El Cajón, durante un enfrentamiento con policías el 27 de septiembre.

“Nosotros entendemos el dolor que siente la comunidad. Rezamos por la calma durante este tiempo desgarrador y estamos dispuestos a trabajar juntos para lograr una verdadera justicia y paz para todos”, dijo el obispo McElroy en un breve comunicado difundido por la diócesis el 29 de septiembre.

El obispo dijo que reconoce el riesgo personal que enfrentan los agentes de policía, pero pidió transparencia mientras trabajan para reconstruir los detalles del incidente.

Desde el tiroteo, manifestantes han marchado en las calles de El Cajón. Las autoridades dijeron que dos hombres fueron arrestados el 29 de septiembre después de que estallara la violencia durante una protesta que involucraba 50 a 75 personas. Los oficiales de policía dispararon gas pimienta para dispersar a los manifestantes. Ellos habían bloqueado las calles y hubo una confrontación con conductores molestos por el cierre de las calles.

Testigos dijeron que algunos manifestantes lanzaron botellas contra la policía durante una tercera noche de protestas.

El tiroteo occurió después de que dos agentes de policía respondieron a un reporte de que un hombre se comportaba de forma errática en la calle. La policía dijo que uno de los oficiales que respondieron apuntó al hombre con una pistola de descarga eléctrica y que el otro sacó un arma. Ambos agentes dispararon cuando el hombre, identificado como Olango, apuntó con un objeto color plata a uno de los oficiales.

El objeto color plata resultó ser un vaporizador para fumar con un cilindro de metal, dijo la policía. Una foto difundida por las autoridades mostró al hombre apuntando el objeto hacia uno de los oficiales. Los familiares han pedido a la policía que de a conocer video del incidente.

La policía se negó a dar cualquier vídeo, citando directrices por parte del fiscal de distrito que requieren que la investigación siga hacia adelante. Miembros de la familia de Olango han dicho que habían llamado a la policía para pedir ayuda y que les dijeron que él estaba teniendo una crisis emocional y estaba desarmado.

Copyright ©2016 Catholic News Service / U.S. Conference of Catholic Bishops.

Leave a Reply