Joven dice que participar en DACA es su motivación para correr

Erika Nava of Russellville, Ark., pictured in an undated photo, is a competitive runner who also organizes runs as fundraisers. She said being a beneficiary of the Deferred Action for Childhood Arrivals program, or DACA, is the source of her motivation. Nava, 24, came to the United States from Guerrero, Mexico, at the end of 2000. (CNS photo/Arkansas Catholic photo courtesy of Erika Nava)

por Aprille Hanson

LITTLE ROCK, Arkansas (CNS) — Erika Nava no reduce su velocidad. Bien sea corriendo por una causa o reuniendo adultos jóvenes católicos, todo su trabajo se trata de fe.

Criada en Russellville, Nava, de 24 años, vino a Estados Unidos desde Guerrero, México, a fines del 2000. Ella se sentía como fantasma, “era difícil” sentarse en un salón de clases donde se hablaba inglés, sin saber todavía el idioma, dijo la joven. Estos días, Nava está en su penúltimo año en la universidad Arkansas Tech en Russellville, estudiando educación primaria para hacerse maestra de inglés como segundo idioma.

“Yo se lo difícil que es aprender el inglés. Estoy intentando enseñarle a esos niños a no pasar la misma lucha que yo pasé”, dijo Nava durante una entrevista con el Arkansas Catholic, periódico de la Diócesis de Little Rock.

Nava dijo que ser participante del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) es una motivación. Ella recibió aprobación recientemente para dos años adicionales de DACA.

“Creo que aunque el mundo está alborotado en estos tiempos y no nos quieren aquí, debemos comprobar que están equivocados”, ella dijo.

Este año ella ayudó a comenzar el grupo de adultos jóvenes latinos, River Valley Millennials, en la iglesia St. Augustine en Dardanelle. Adultos jóvenes de las parroquias de la zona se reúnen los viernes para cenar y discutir proyectos para recaudar fondos.

“Todo el dinero que colectamos es para becas para que los hispanos vayan a la escuela”, ella dijo. El grupo ganó recientemente el tercer lugar y $250 en una competencia organizada como parte del Quinto Encuentro Nacional de la Iglesia Católica en Estados Unidos. Los ganadores de la competencia, llamada Nuestra Alegría Viral Video Challenge, fueron anunciados en julio.

Veintidós grupos de jóvenes católicos hispanos de todo el país se inscribieron en la competencia representando 11 de las 14 regiones episcopales de Estados Unidos extendidas por 16 estados.

Los participantes crearon sus propios movimientos y gestos para acompañar la canción oficial de los jóvenes y los adultos jóvenes, “Nuestra Alegría”, para el próximo encuentro nacional, que se llevará a cabo en Texas.

El año pasado Nava coordinó la carrera anual de cinco kilómetros de la parroquia en Dardanelle para recaudar dinero para un parque infantil. Colectó unos $17,000. Ella ha competido en unas 30 carreras, incluyendo de diez kilómetros y maratones.

“Dios me ha dado el don de correr, así que quiero usar mis talentos para ayudar a otros”, ella dijo.

Al preguntarle cuál es su oración favorita, ella dijo: “Tengo una oración matutina. Usualmente simplemente me invento una. Simplemente digo: ‘Querido Dios, gracias por todo lo que me has dado, protégeme del mal, déjame amarte como tú amas y déjame reflejarle tu amor a los demás, amén'”.

Copyright ©2017 Catholic News Service / U.S. Conference of Catholic Bishops.

Leave a Reply