Líderes de USCCB condenan ataques en Tierra Santa

Men carry the casket of Israeli policeman Hail Sethawi July 14 who was killed in an attack at the Temple Mount compound in the Old City of Jerusalem. The deadly attack took place in the early morning hours near the Lions’ Gate in the Old City walls, next to what Muslims call the Noble Sanctuary and Jews call the Temple Mount. (CNS photo/Ancho Gosh, EPA)

por Catholic News Service

WASHINGTON (CNS) — El presidente de la conferencia episcopal estadounidense y dos directores de comités condenaron “en los términos más fuertes posibles” los disparos mortales contra dos oficiales de la policía israelí el 14 de julio en el casco viejo de Jerusalén, cerca de algunos de los lugares más sagrados del mundo.

Ejecutar ataques armados en, y cerca de, lugares sagrados para los musulmanes y judíos en una ciudad importante para judíos, cristianos y musulmanes es una es una “profanación”, ellos dijeron en un comunicado.

Este fue emitido por el cardenal Daniel N. DiNardo de Galveston-Houston, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos; el obispo Oscar Cantú de Las Cruces, Nuevo México, presidente del Comité sobre Justicia y Paz Internacional; y el obispo Mitchell T. Rozanski de Springfield, Massachusetts, presidente del Comité sobre Asuntos Ecuménicos e Interreligiosos.

“Estamos de luto por las vidas perdidas y deploramos el aumento de las tensiones que tales ataques pueden producir”, ellos dijeron añadiendo que estaban alentados porque tanto el presidente palestino Mahmoud Abbas como el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu condenaron el ataque.

“El camino a la paz, anhelada tanto por los israelíes como por los palestinos, no puede ser pavimentado con violencia”, dijeron los obispos estadounidenses.

Su comunicado decía que el “ataque mortal” sucedió en la Puerta del León en la muralla del casco viejo, al lado de lo que los musulmanes llaman el Noble Santuario y los judíos llaman el Monte del Templo.

CNN informó que Netanyahu había identificado a los oficiales asesinados como Hail Sitawe, de 30 años de edad y padre de un hijo de tres meses, y Kamil Shnaan, de 22 años. Ambos fueron trasladados de emergencia a un hospital, donde murieron por sus heridas. Él dijo que Sitawe y Shnaan eran miembros de la comunidad drusa, una minoría religiosa.

Un portavoz de la policía israelí llamó terroristas a los tres agresores y dijo que ellos estaban marcando como objetivos las unidades policiacas en las zonas. Los tres murieron por disparos.

Copyright ©2017 Catholic News Service / U.S. Conference of Catholic Bishops.

Leave a Reply