Lideres laicos se gradúan de escuela teológico

por Ellie Melero
@eleanor_melero

KANSAS CITY, Kan. – Juan Garduno estaba nervioso.

Cuando llamaron su nombre, él caminó al podio, hizo una inhalación profunda y dio su presentación. Habló rápidamente y tropezó con algunas palabras, pero dio su presentación.

Después, se sentó por un rato hasta que llamaron su nombre otra vez. Garduno sonría cuando caminó al podio para recibir su certificado.

Garduno, un parroquiano de Blessed Sacrament Parish en Kansas City, Kansas, fue uno de las 22 personas que graduaron de la Escuela de Teología Básica el 7 de agosto.

La Escuela de Teología Básica, llamado anteriormente La Escuela de Evangelización de Nuestra Señora de Guadalupe, es una programa de tres años que forma lideres para el ministerio Hispano en parroquias por toda la arquidiócesis.

“Quieres que estos lideres de la comunidad Hispana tengan este tipo de formación,” dijo Padre Gianantonio “Giani” Baggio, el director del Ministerio Hispano. 

“Quieres que no solamente tengan las habilidades de ser lideres, pero también que tengan la formación teológica para asegurar que sus enseñanzas y la manera en que ellos guían [los demás] están de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia Católica.”

La programa está destinado para pertinentes de las parroquias con ministerios Hispanos quienes tienen un interés en ser lideres en sus parroquias.

Durante esos tres años, los estudiantes estudian varias temas, como la Teología Sacramental y la Sagrada Escritura. También, aprendan sobre el papel de lideres laicos dentro de la Iglesia. Al final de los tres años, tienen que crear y presentar un proyecto final.

“Tienen que ir a sus parroquias y ver lo que su parroquia necesita,” dijo Hermana Maria Orozco, SCL, la coordinadora de catequesis de adultos y evangelización del Ministerio Hispano. 

“Ya sea clases de catequesis o formación para los lectores y acomodadores, [es] lo que la parroquia necesita. Hablan con el sacerdote y el sacerdote les da permisión de hacer el proyecto.”

Este año, los proyectos iban desde la creación de un ministerio de migración hasta una escuela bíblica de verano.

La propuesta de Garduno fue crear una liga de futbol católica.

“Soy entrenador de cinco equipos de futbol de niños desde 5 años hasta 18 años,” Garduno dijo. “Me gusta ver la alegría de los niños, el esfuerzo de trabajar en equipo y también llevarles a conocer a Cristo a través del deporte y a través de la oración y la participacion.”

Arzobispo Joseph F. Nauman dijo que quedó impresionado por los proyectos y dijo que sus favoritos eran los que trabajaban con la evangelización — él mencionó la liga de futbol era una que le interesaba.

“Cuando yo era niño, todas las parroquias tenían un equipo de futbol,” dijo Arzobispo Nauman. “El deporte es una manera en que podemos formar nuestros jóvenes. Los entrenadores pueden tener una influencia muy fuerte en los jóvenes.”

Arzobispo Nauman dijo que el crecimiento de ministerio Hispano en las parroquias por todos lados de la arquidiócesis le da esperanza por el futuro y atribuyó mucho de este crecimiento a la Escuela de Teología Básica.

Desde el comienzo del programa en 2004, se ha duplicado en tamaño. La primera clase de 10 personas graduó en 2007 y este año, la quinta clase, tenía 22 estudiantes.

La escuela continua crecer por la satisfacción de los graduados. Cuando los graduados hacen más en sus parroquias, más gente quería asistir a la escuela. Padre Giani dijo que él y Hermana Maria ya han entrevistado 40 personas quienes están interesadas en asistir.

Ya se puede ver los resultados del en muchas parroquias.

Padre John Cordes, el sacerdote de Our Lady of Unity Parish, ha tenido parroquianos en la escuela desde su incepción y este año 12 de los graduados son de Our Lady of Unity.

“De la gente que han asistido puedo ver que ha sido fructífero para ellos y también para la iglesia,” dijo Padre Cordes. “Se involucran en muchas maneras, como ser ministerios eucarísticos y lectores. Aman su parroquia mucho y quieren hacer lo que pueden para ayudar.”

Algunas de las maneras en que los graduados han ayudado en la parroquia es organizar retiros y empezar nuevos ministerios, como un ministerio de comunión y ministerio de limpieza. 

Y más gente quiere ser invulcrada.

Padre Cordes dijo que ocho personas han hablado con él sobre la escuela recientemente, y él está emocionado de tener más lideres para su parroquia.

“Pienso que ha sido una bendición grande,” Padre Cordes dijo. “Puedes ver el ánimo para la gente y su fe. Puedes ver su crecimiento y es una cosa bienvenida para nosotros.”

Los graduados están tan feliz con la escuela como los sacerdotes.

Garduno dijo que aprendió mucho sobre su fe y el liderazgo — y recomienda que los demás asistan a la escuela si tengan algún interés en ayudar más en la parroquia.

“Fue muy hermosa,” Garduno dijo. “Nos eneñaron de las Sagradas Escrituras, Cristología, Mariología, las relaciones humanas. Fue muy hermosa y muy completa. Espero que Dios siga fortaleciendo este ministerio y quesiga dando muchos frutos para toda la comunidad.”

Leave a Reply