Miles de jóvenes participaron en Marcha por la Vida

People gather during the annual March for Life rally Jan. 19 in Washington. (CNS photo/Michael Reynolds, EPA)

por Kelly Sankowski

WASHINGTON (CNS) — El estadio Capital One en Washington, que generalmente se usa para juegos profesionales de basquetbol y hockey y conciertos, se llenó con miles de jóvenes de todo el país que se reunieron allí el 19 de enero para defender la vida.

Antes de la Marcha por la Vida número 45, jóvenes de la Arquidiócesis de Washington participaron en un Misa y un evento para recordar la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos de 1973 que legalizó el aborto.

Mientras grupos de jóvenes llenaban el centro antes del amanecer, la banda Out of Darkness los recibió con música de adoración.

“Me pareció inspirador ver a muchos católicos unirse para algo que es importante para la iglesia”, dijo Ashley Arevalo, una estudiante de la escuela secundaria Don Bosco Cristo Rey en Takoma Park, Maryland. “Me pareció importante ser parte de eso … Todos fuimos creados en la imagen [de Dios] . . . Todos deberían ser amados por lo que son, sin importar las circunstancias”.

Grace Mesmer, una estudiante de séptimo grado de la Parroquia Inmaculado Corazón de María en Lexington Park, Maryland, también se sorprendió al ver a tantos de sus compañeros reunidos en un solo lugar.

“Me encanta ver a todas las otras personas que comparten las mismas creencias que yo”, dijo.

El cardenal de Washington Donald W. Wuerl expresó una admiración parecida, admirado por la multitud de personas que se unieron al evento.

“Esto es muy, muy emocionante ver todo este estadio lleno de miles y miles de jóvenes”, le dijo al Catholic Standard, periódico de la Arquidiócesis de Washington. “La próxima generación está tan comprometida con la vida como la generación actual. Nos dice que el futuro es muy brillante”.

Emily Wilson, animadora del evento, habló de su experiencia como una persona joven que encontraba difícil defender sus creencias pro-vida a otros.

“En la escuela secundaria y la universidad, compartir mis creencias pro-vida no era popular”, dijo, algunos se burlaban y era difícil encontrar ánimo  

A pesar de esa dificultad del pasado, dijo, hoy tiene la ” oportunidad de ser de la generación provida . . . [y] no tener miedo de defender a los más vulnerables”.

Cuando los estudiantes regresan a sus escuelas y comunidades, Wilson dice que pueden encontrar fortaleza en “la compasión, la alegría, el amor” que experimentaron durante la marcha.

Copyright ©2018 Catholic News Service / U.S. Conference of Catholic Bishops.

Leave a Reply