Obispos mexicanos presentan cinco objetivos de acción contra el abuso

Un sacerdote en la Ciudad de México celebra la santa misa el 11 de enero 2018. La conferencia de los obispos mexicanos presentó un plan el 5 de marzo para la prevención de abuso clérigo de menores. También abordó los casos de abuso que ya han ocurrido. (CNS photo/Carlos Jasso, Reuters)

por David Agren

CIUDAD DE MÉXICO (CNS) — La conferencia de obispos mexicanos presentó un plan de acción para proteger a los menores del abuso sexual por parte del clero y de agentes pastorales.

El plan, presentado el 5 de marzo en la Ciudad de México, describe cinco objetivos: diagnóstico, prevención, justicia y respuesta, apoyo a las víctimas y promoción del respeto a la ley.

El plan incluye revisar la capacitación de los sacerdotes, establecer comisiones diocesanas y, o, provinciales y especificar normas para los seminaristas, los religiosos y sacerdotes que cambian de diócesis o congregaciones. También exige el establecimiento de “centros de escucha . . . compuestos por personas preparadas y expertos, que puedan llevar a cabo un primer discernimiento del caso de presuntas víctimas”.

“Pedir perdón significa, poner a la víctima en primer lugar, escucharla, comprenderla, acompañarla y comprometernos en su proceso de sanación”, dijeron los obispos.

Los obispos también pidieron “promover el respeto por ley”, que incluye “la llamada de la Iglesia a combatir el clericalismo”, junto con poner “los derechos de las víctimas . . . sobre el derecho de los abusadores”.

El plan de acción también requiere “cuidar el clima socio eclesial de los sacerdotes, de tal manera, que no se viva en pánico, sino seguros, y puedan cumplir adecuada y plenamente su vocación. Con los debidos cuidados y garantías para el correcto cumpliendo de su deber”.

El arzobispo Rogelio Cabrera López, presidente de la conferencia de Monterrey, dijo: “El cambio de paradigma es que la sociedad y la iglesia ve que hay conciencia que tiene primacía la víctima y que de allí desarrollan todos los demás asuntos . . . antiguamente, creo que, el modelo era revisar lo que había pasado y ver que hacías con el sacerdote”, dijo y continuo diciendo que, ahora, lo primero es atender a la víctima y dejar que las autoridades juzguen al sacerdote que presuntamente cometió el crimen.

El plan de acción se dio a conocer después de una reunión en el Vaticano del 21 y 24 de febrero sobre la protección de los menores.

También muestra el cambio sobre el tema de abuso de la Iglesia Católica en México en los últimos 20 años. Los observadores de la iglesia dicen que el problema del abuso se había minimizado en el pasado diciendo que era un problema “anglo”, incluso cuando las acusaciones se hicieron públicas contra sacerdotes prominentes, sobre todo el fundador de los Legionarios de Cristo, el padre Marcial Maciel Degollado, quien murió en 2008 y contó con el apoyo de los clérigos y personas más ricas del país.

El plan también pide a funcionarios de la iglesia que reconozcan el papel de los medios de comunicación, una institución que algunos obispos en México han despreciado cuando se han hecho públicos los casos de abuso. Pide el “reconocimiento a los medios y reporteros por la importante y valiente labor ejercida, en cuanto a la defensa y servicio a la verdad”.

La conferencia de obispos creó recientemente un “equipo nacional de protección de menores”, que comenzó a funcionar el 7 de enero.

El arzobispo Cabrera dijo que 157 sacerdotes han sido suspendidos por abusar sexualmente de menores en 64 diócesis desde 2010; 101 de esos casos están siendo investigados por funcionarios judiciales.

Copyright ©2019 Catholic News Service / U.S. Conference of Catholic Bishops

Leave a Reply