Papa reconoce milagro atribuido a visionarios de Fátima

Jacinta and Francisco Marto are pictured with their cousin Lucia dos Santos (right) in a file photo taken around the time of the 1917 apparitions of Mary at Fatima, Portugal. Pope Francis has approved the recognition of a miracle attributed to the intercession of two of the shepherd children, thus paving the way for their canonization. (CNS file photo)

por Junno Arocho Esteves

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — El papa Francisco ha aprobado el reconocimiento de un milagro atribuido a la intercesión de dos de los pastorcitos que vieron a Nuestra Señora de Fátima en 1917, preparando así el camino para su canonización.

El papa Francisco firmó el decreto para las causas de los beatos Francisco y Jacinta Marto durante una reunión el 23 de marzo con el cardenal Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, según comunicó el Vaticano.

El reconocimiento del milagro hace probable que la ceremonia de canonización de los dos niños sea programada pronto. Los cardenales y obispos que son miembros de la congregación, deben votar para recomendar su canonización y luego el papa convocaría a los cardenales residentes en Roma a un consistorio para aprobar la santidad.

Mucha gente está esperanzada en que el papa Francisco presida la ceremonia de canonización durante su visita a Fátima del 12 al 13 de mayo.

La peregrinación se realizará al cumplirse el centenario de las apariciones marianas, las cuales empezaron el 13 de mayo de 1917, cuando Francisco de nueve años y Jacinta de siete, junto con su prima Lucía dos Santos, reportaron haber visto a la Virgen María. Las apariciones continuaron una vez al mes hasta el 13 de octubre de 1917 y seguidamente fueron declaradas fidedignas por la Iglesia Católica.

Un año después de las apariciones, Francisca y Jacinta Marto se enfermaron durante una epidemia de gripe que afectó Europa. Francisco murió el 4 de abril de 1919, a la edad de diez años, mientras que Jacinta sucumbió a su enfermedad el 20 de febrero de 1920 a la edad de nueve. La causa de canonización de Jacinta y Francisco estuvo estancada durante décadas debido a un debate sobre si los niños no mártires tenían la capacidad de comprender las virtudes heroicas a temprana edad.

De modo que, en 1979, san Juan Pablo II permitió que su causa procediera; los declaró venerables en 1989 y los beatificó en el 2000.

Su prima Lucía ingresó al Instituto de las Hermanas de Santa Dorotea y, más tarde, fue aceptada para ingresar al convento carmelita de santa Teresa en Coimbra, donde vivió hasta su muerte en 2005 a la edad de 97 años.

Después de su muerte, el papa Benedicto XVI emitió una exención del periodo de espera de cinco años que debía darse antes de que su causa de santidad pudiera ser abierta. El obispo Virgilio Antunes de Coimbra formalmente cerró la fase local de investigación sobre su vida y santidad el 13 de febrero del 2017 y sometió la información al Vaticano.

Igualmente, el 23 de marzo, el papa Francisco firmó otros decretos reconociendo los milagros, martirio y virtudes heroicas en otras seis causas, según el Vaticano.

El papa también aprobó el voto de los cardenales y obispos para canonizar a dos sacerdotes brasileros — beatos Andre de Soveral y Ambrosio Francisco Ferro — así como también Mateus Moreira y 27 laicos, quienes fueron asesinados en 1645 cuando estalló la violencia entre los católicos portugueses y los calvinistas holandeses en Brasil.

El papa Francisco aprobó además el voto para canonizar a tres jóvenes mártires mexicanos, conocidos como el martirio infantil de Tlaxcala, quienes estaban entre los primeros nativos en vivir una conversión en México. Conocidos solamente por sus primeros nombres — Cristóbal, Antonio y Juan — ellos fueron asesinados en 1529 por rechazar la idolatría y la poligamia en nombre de su fe.

Además, el papa Francisco firmó un decreto reconociendo el martirio de la religiosa claretiana franciscana Rani Maria Vattalil, quien murió en 1995 después de ser apuñalada 54 veces, aparentemente debido a su trabajo de ayudar a las mujeres pobres en la India a organizarse. Con la firma del decreto, puede ser establecida una fecha para su beatificación.

Copyright ©2017 Catholic News Service / U.S. Conference of Catholic Bishops.

Leave a Reply